MÉTETE EN CINTURA

7 COSAS QUE PUEDES HACER PARA REDUCIR BARRIGA

  1. MANTENER TU MICROBIOTA SANA

Está demostrado que una microbiota alterada produce hinchazón abdominal.

Para tener una microbiota equilibrada debes llevar una dieta sana rica en fibra. La dieta mediterránea es ideal, sobre todo si los cereales son integrales y los lácteos desnatados.

Evitar los vegetales flatulentos como las coles y las bebidas con gas.

Beber 2 litros de agua al día.

Y consumir diariamente probióticos que encontrarás en alimentos fermentados (yogur, kéfir, chucrut, miso, kombucha…)

2. COMER GRASA

Sí, has leído bien. Comer grasa pero de la buena.

Un adecuado aporte de ácidos grasos insaturados ayuda a que las reservas de grasa se movilicen y se eliminen las que sobran.

Así que no dejes de incluir en tu dieta, en su justa medida, aguacates, pescado azul, frutos secos o aceite de oliva virgen extra.

3. CENAR BIEN, PERO PRONTO

Una cena compuesta por verdura cocida o sopa, pavo o pescado a la plancha o huevo y un yogur desnatado sin azúcar es un buen ejemplo.

Los alimentos grasos, aunque sean de los buenos, déjalos para la comida.

Importante que dejes pasar al menos dos horas antes de acostarte y, lo ideal sería estar en ayuno un mínimo de 12 horas. Por ejemplo si desayunas a las 8, deberías cenar a las 8.

4. REDUCIR TU ESTRÉS

Si estás estresada, tu barriga se la debes, en buena parte, al cortisol, la hormona del estrés.

Dedícate un tiempo a ti misma para relajarte de la forma que más te funcione y apetezca. Cualquier fórmula que te funcione es válida: escuchar música, colorear mandalas, hacer un puzle, meditar, mirar fotos, escribir un diario…

5. HACER EJERCICIO (Y TENER EN CUENTA CUÁNDO LO HACES)

Para quemar grasa abdominal es fundamental hacer ejercicio aeróbico: caminar, correr, nadar, andar en bicicleta…

Al hacer este tipo de ejercicio, cardiovascular, se activan unos receptores (los b1), que ayudan a movilizar los depósitos de grasa. Lo ideal es combinar con ejercicios de fuerza, que generan masa muscular y hace que se quemen calorías, incluso en reposo.

¿Cuando hacerlo?

La mejor hora es por la mañana temprano para cardio y las seis de la tarde para hacer ejercicios de fuerza. ¿Quieres saber más y por qué? https://adelgazarsanamente.com/la-hora-importa

6-USAR UNA CREMA REDUCTORA POR LA MAÑANA

Las cremas reducen siempre que las uses. Es obvio, pero a veces se nos olvida que no basta con comprarla, hay que ser constante y aplicarla todos los días.

Por la mañana nuestro organismo obtiene energía de la grasa acumulada para afrontar el resto del día.

Una buena reductora que contenga agentes lipolíticos como cafeína o carnitina, facilitará esta función.

7. DORMIR LO SUFICIENTE

Lo sabes.

Cuando duermes poco sólo te apetece comer lo que no debes. Dulces y grasas. Energía rápida que se gasta al poco de ingerirla.

Esto se debe a que se alteran las concentraciones de grelina y leptina.

En cifras, según un estudio de la Universidad de Harvard, dormir poco (menos de 7-8 horas) hará que quemes un 8% menos de calorías.

UN PLUS: LA AVENA, UNA BUENA ALÍADA

Reduce el colesterol, la tensión arterial, previene la diabetes, mejora el aspecto de la piel, el sistema inumne.. Y ayuda a adelgazar…

Por su contenido en fibra reduce el apetito, el estreñimiento y la retención de líquidos.

Favoreciendo la eliminación de grasas.