EFECTO REBOTE

¿Por qué recuperas más peso del que bajaste?

Todo lo que sube baja y viceversa, pero no se sube de la misma manera en que bajaste.

Cuando pierdes peso lo haces a costa de perder agua, masa muscular y grasa en proporción variable.

Por ejemplo, imagina que adelgazas 10 Kilos

Esos 10 kilos que vuelven se corresponden con:

3 kilos de agua y… ¡7 kilos de grasa!!

Y así se va ensanchando tu figura.

Porque pesan lo mismo, pero un kilo de grasa ocupa mucho más espacio que un kilo de músculo.

Por tanto, es fundamental no perder peso a costa de perder masa muscular.

Cuanto más rápida y estricta es una dieta:

  • Más fácil es abandonarla
  • Más difícil será que tengas ganas de hacer ejercicio físico
  • Más probabilidad de tener efecto rebote recuperando el peso en forma de grasa
  • Más difícil será perder esos kilos de nuevo porque tendrás menos músculo quemando energía.